Definición de evento, ¿se usa mal?

Evento se usa en general para hablar de un suceso planificado. Sin embargo, los diccionarios no contemplan esta definición o, directamente, la contradicen. ¿Qué significa evento?

La primera acepción de la palabra evento del diccionario de la Real Academia Española remite a “acaecimiento”, que es una “cosa que sucede”. La segunda definición, “eventualidad, hecho imprevisto, o que puede acaecer”, da la idea de algo inesperado, justamente lo contrario a pautado, que es como suele usarse. Recién la tercera definición habla de un “suceso importante y programado, de índole social, académica, artística o deportiva.”, pero limita este uso a Cuba, El Salvador, México, Perú, Uruguay y Venezuela. ¿No es contradictorio que un mismo término sirva para aludir a la vez a algo imprevisto como a algo planificado?

El diccionario de Santillana repite esta contradicción ya que su definición de evento es: “acontecimiento, suceso imprevisto”. En cualquier caso, no alude a un acto planificado, que es el modo en el que se emplea normalmente.

Por último, el Libro de Estilo del diario “El País” directamente lo prohíbe como sinónimo de un hecho decidido de antemano: “es algo que puede ocurrir o no. Por tanto, no sirve como sinónimo de acontecimiento o suceso importante”.