¿Es “Cromañón” o “Cromagnon”?

La reciente sentencia en el juicio por el incendio del local bailable del barrio de Once donde murieron 193 personas, volvió a dividir a los medios a la hora de nombrar al lugar donde sucedió la tragedia. ¿Se debe escribir “Cromañón” o “Cromagnon”?

La entrada de Wikipedia dedicada al establecimiento de Omar Chabán lo nombra como “República Cromañón”, pero en la primera línea admite la variante:

República Cromañón —también conocida como República Cromagnón o simplemente como Cromañón— fue una discoteca ubicada en la zona de Once en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, trágicamente conocida a raíz de un incendio que comenzó la noche del 30 de diciembre de 2004, durante un recital de la banda de rock Callejeros.

El diario La Nación siempre lo nombró como Cromagnon, al igual que La Nueva Provincia y algunos otros medios de Argentina y el mundo.

La mayoría de los diarios, medios digitales y blogs, sin embargo, prefieren el nombre original del lugar, Cromañón o República Cromañón. Hasta La Nación tuvo que ceder, en un reciente artículo, cuando habló de un grupo de Facebook, llamado “Cromañon NO OLVIDAR”, sin imponer ninguna corrección a esta grafía.

El diccionario de dudas de la Real Academia Española remite desde Cro-magnon (con guión) a la palabra Cromañón:

La grafía original Cro-Magnon para nombrar esta gruta situada al sur de Francia está siendo desplazada en el uso actual, incluso en textos especializados, por la forma adaptada Cromañón: «1868: Se encuentran los fósiles de Cromañón, cerca de Les Eyzies» (Arsuaga Enigma [Esp. 2001]). Debe escribirse con inicial minúscula cuando se utiliza, como nombre común, para designar a los homínidos en ella encontrados: «Los cromañones “inventaron” el arte en las cavernas»

Por gramática, por “mayoría” y porque era el nombre del lugar, parece vencer la voz Cromañón. ¿Hay algún otro argumento para avalar la opción Cromagnon que justifique que medios importantes y cuidadosos del idioma la sigan utilizando?