¿La ch es una letra?


ch

letra ch

Los diccionarios más viejos la muestran como letra, pero las últimas ediciones de todos los diccionarios pasan de la letra c a la letra d.

Por supuesto que las palabras con ch siguen existiendo, pero la “che” ¿es una letra o no?

Hasta el año 1803 la ch no existía como letra, pero desde ese año se incorporó al alfabeto español. Y cualquier diccionario de más de quince años de antigüedad va a mostrar agrupadas todas las palabras que comienzan con esa letra. Pero ¿que pasó después para que los diccionarios comenzaran a omitirla?

Si se busca en el diccionario de la RAE la palabra ch aparece definida como “cuarta letra del abecedario español”. ¡Pero esta definición se encuentra bajo la letra c!

Al buscar “abecedario” en el Diccionario Panhispánico de Dudas, también la che aparece como letra independiente y no como la suma de la ce y la hache. La confusión aumenta si se lee el punto 2:

[Desde 1803] los dígrafos ch y ll (signos gráficos compuestos de dos letras) pasaron a considerarse convencionalmente letras del abecedario, por representar cada uno de ellos un solo sonido. No obstante, en el X Congreso de la Asociación de Academias de la Lengua Española, celebrado en 1994, se acordó adoptar el orden alfabético latino universal, en el que la ch y la ll no se consideran letras independientes. En consecuencia, las palabras que comienzan por estas dos letras, o que las contienen, pasan a alfabetizarse en los lugares que les corresponden dentro de la c y de la l, respectivamente.

¿Es la cuarta letra o no es una letra independiente? Una última “aclaración” dice que

Esta reforma afecta únicamente al proceso de ordenación alfabética de las palabras, no a la composición del abecedario, del que los dígrafos ch y ll siguen formando parte.

Es decir, sabemos que no se consideran letras para el orden alfabético, pero que sí forman parte del abecedario, que designa, según la RAE a una “serie ordenada de las letras“.

El diccionario Santillana lo sintentiza de esta forma:

Dígrafo considerado tradicionalmente como la cuarta letra del alfabeto español y la tercera de sus consonantes y que por lo general se considera englobada en la c, siguiendo las normas de alfabetización universal. Su articulación es palatal africada sorda y su nombre es che.

Conclusión: Es una letra y es un dígrafo, o sea un grupo de dos letras, porque tiene un sonido único e independiente de las dos letras que lo componen. Pero debe ordenarse bajo la letra c para respetar el orden alfabético latino universal.

Enlaces relacionados:

6 respuestas a “¿La ch es una letra?”

  1. alex elizalde coquet Says:

    si existe esa palabra nada de que no existe

  2. alex elizalde coquet Says:

    si exste hermano manuel elizalde coquet si ves esto no le digas nada a mis papas por favor si

  3. CESAR GOMEZ Says:

    No es una letra, pues son dos letras que emiten un sonido.

  4. Lisandro Martinez Says:

    Aunque son dos letras: ch y ll foneticamente si son una una letra con sus propias caracteristicas fonologicas. En general si son una sola letra aunque no un grafo. Comentarios: ñ

  5. Lisandro Martinez Says:

    Aunque son dos letras: ch y ll foneticamente si son una una letra con sus propias caracteristicas fonologicas. En general si son una sola letra aunque no un grafo. Comentarios: Prof. Lisandro Martinez. Doblevdoblevw@optonline.net

  6. Luis Arribas Says:

    Principales novedades de la última edición de la Ortografía de la lengua española (2010)

    Exclusión de los dígrafos ch y ll del abecedario
    Se excluyen definitivamente del abecedario los signos ch y ll, ya que, en realidad, no son letras, sino dígrafos, esto es, conjuntos de dos letras o grafemas que representan un solo fonema. El abecedario del español queda así reducido a las veintisiete letras siguientes: a, b, c, d, e, f, g, h, i, j, k, l, m, n, ñ, o, p, q, r, s, t, u, v, w, x, y, z.

    La eliminación de los dígrafos ch y ll del inventario de letras del abecedario no supone, en modo alguno, que desaparezcan del sistema gráfico del español. Estos signos dobles seguirán utilizándose como hasta ahora en la escritura de las palabras españolas: el dígrafo ch en representación del fonema /ch/ (chico [chíko]) y el dígrafo ll en representación del fonema /ll/ o, para hablantes yeístas, del fonema /y/ (calle [kálle, káye]). La novedad consiste, simplemente, en que dejan de contarse entre las letras del abecedario.

Publique un comentario